l miércoles de esta semana, Bogotá experimentó un intenso calor que agobió a sus habitantes, lo que preocupó a las autoridades distritales en medio de la alerta por la sequía de embalses, que obligó al alcalde Carlos Fernando Galán a ordenar un racionamiento de agua en la capital.

Ese intenso sol, fue aprovechado por el presidente de la República Gustavo Petro para lanzar una aguda pulla en contra de la derecha, acusándola de tener una “doble moral”, sobre la problemática de la crisis climática.

“El calor que hoy sienten los bogotanos, se llama cambio o crisis climática. Agota el agua líquida embalsada. No es previsible y en los años será cada vez peor”, posteó Petro.

Y añadió en su cuenta personal de X: “Esta transformación es el producto de gases efecto invernadero en toda la atmósfera de la tierra por el uso del petróleo, carbón y gas en las economías del norte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *